Alcalde y Síndico, Fuman Pipa de la Paz

* Ramón Guerrero y Roberto Ascencio, dejaran atrás rencillas, denuncias, pleitos y escándalos todo por Puerto Vallarta * Enrique Alfaro habría venido a poner orden, charlo con el alcalde, síndico y regidores este lunes habrá pronunciamiento formal

Por Mauricio Lira Camacho
Noticiaspv

Todo por Puerto Vallarta.

Tras un polémico inicio de administración el cual tiene más de 7 meses, en el que se da un paso adelante y dos atrás, debido a escándalos, este lunes podrían sentarse las bases de armonía en lo que resta de gobierno.

Esto es, 2 años 3 meses aproximadamente.

Uno de los últimos escándalos, que envuelven al gobierno de Movimiento Ciudadano, que inició el 1 de octubre del 2102, se refiere al encontronazo entre Ramón Guerrero, alcalde de Puerto Vallarta y el síndico Roberto Ascencio.

El primero por querer que sean firmados documentos de suma importancia pero que van en detrimento de la ciudadanía, de los cuales Ascencio ha declarado no ha querido dar siquiera visto bueno.

Esto obligo a que el alcalde ordenara en venganza politica, el cese del entonces director del jurídico, Salvador López Arechiga.

Lo anterior debido a presuntos actos de corrupción, como el hecho de que al parecer cobraba la cheques de 11 empleados eventuales a quienes les descontaba un promedio de entre 600 y mil pesos, recursos que se desconoce a donde iban a parar.
Situación que obligó al síndico, presentarse ante la fiscalía regional de justicia, en donde presentó denuncia penal por los hechos antes delatados.

Además de que cuando estallo el conflicto, el síndico denuncio que empleados del gobierno municipal, tomaron las instalaciones de la sindicatura en el edificio presidencial en el centro.

Así cómo la dirección del jurídico, ubicada en la unidad municipal administrativa, UMA, en el fraccionamiento Los Portales.

En este contexto, regidores de oposición, como es su papel, los panistas, Humberto Muñoz, Jesús Anaya, los priístas Adrián Méndez, Jessica Guerra, el del PRD, Miguel Ángel Yerena y del PVEM, Agustín Álvarez, se mantuvieron al margen.

En tanto, los ediles de Movimiento Ciudadano, tomaron partido de una u otra forma.
Fue el caso de Doris Ponce, Guadalupe Anaya, Óscar Avalos quienes abiertamente se pronunciaron a favor del alcalde, Ramón Guerrero.

Mientras que Susana Carreño, Humberto Gómez, Candelaria Villanueva lo hicieron a favor siempre del síndico, a quien apoyaron con su presencia en la fiscalía cuando este presentó la denuncia penal.

En tanto, el regidor PT, Otoniel Barragán, ha mantenido una actitud jugando a favor y en contra.

En todo este contexto, es sabido que quien pierde es la ciudadanía, que esta ávida de servicios públicos municipales.

Terminado de desazolve de ríos, arroyos, mejorar al cien por ciento el servicio de la recolección de la basura.

La seguridad pública, más rondines, patrullas y elementos efectivamente capacitados.

Entre otras demandas ciudadanas, sin dejar de lado añejas promesas como presentar denuncia penal en contra de autoridades de la pasada administración y ratificar otras.

Cabe destacar que también de los escándalos que se han dado al inicio y lo que va de la presente administración, son la imposición del reglamento orgánico municipal, el cual ha ocasionado múltiples problemas.

El manejo discrecional de los recursos económicos de las partidas, y el papel así como decisiones en sesiones de ayuntamiento. O el atentado o auto atentado del regidor de movimiento ciudadano, Humberto Gómez, aparentemente golpeado por policías.

De Ultima Hora

Se supo que Enrique Alfaro, habría estado recientemente en Puerto Vallarta, con el objetivo de reunirse tanto con Ramón Guerrero, presidente municipal.

El síndico, Roberto Ascencio y regidores de Movimiento Ciudadano.

El objetivo es apagar los fuegos creados por lo antes expuesto, y plasmar una postura de unidad y de amor por Puerto Vallarta.

Pronunciamiento que podría darse este lunes por la mañana, cuando se programo una rueda de prensa con medios de comunicación.

Enrique Alfaro, artífice en la campaña de Ramón Guerrero, quien gano las elecciones el año pasado.