Cadáveres en bolsas de basura; la ciudad aterrada ¿Y la policía? Eran del CJNG disfrazados

* Descubrieron que 113 de los 185 agentes de policía locales no eran ni siquiera policías, sino que estaban a las órdenes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Editado por: Bruno G. Gallo
MAYO 3, 2018 / 1:15 PM EDT

En apenas un par de meses, en marzo y abril, al menos seis cadáveres desollados y desmembrados fueron abandonados en bolsas negras de basura, junto a mensajes del cártel de narcotraficantes Jalisco Nueva Generación, en las calles de San Martín Texmelucan, una ciudad de 140.000 habitantes en la parte central del estado de Puebla, a 60 millas de la Ciudad de México.

Este miércoles, la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla decidió asumir las labores policiales en la ciudad, afirmando que el gobierno municipal había perdido el control y no era capaz de garantizar la seguridad, según informa la agencia de noticias The Associated Press.

Fue entonces cuando descubrió que 113 de los 185 agentes de policía locales no eran ni siquiera policías. Serán procesados por cohecho (presuntamente habrían pagado sobornos para no ser descubiertos) y usurpación de funciones; presuntamente estaban al servicio del narco.

De los 72 agentes restantes, tres fueron detenidos por recibir presuntamente los sobornos, y otros tres, entre ellos el comisario de Seguridad Pública, Miguel Ángel Jacinto Fragoso, y el director de Seguridad, Sinohe Jerónimo León Sánchez, por ocultar lo que estaba sucediendo, según informa el diario Cambio.

La operación contra la policía se llevó a cabo después de recibirse denuncias de que protegían a bandas de huachicoleros, que se dedican a robar combustible. Junto a la localidad cruza un oleoducto de la compañía petrolera Pemex. El 19 de diciembre de 2010, se incendió y estalló, causando la muerte a 29 personas; la tragedia se debió presuntamente a las tomas clandestinas de combustible.

Con información de la Agencia The Associated Press y Telemundo

http://www.telemundo.com/noticias/2018/05/03/cadaveres-en-bolsas-de-basura-una-ciudad-aterrada-y-la-policia-eran-narcos