Cuestionan Extra Límite en Alcoholímetro

El reporte fue de un agente que en calle Genaro Padilla, había un conductor ebrio dormido en su auto, en el operativo le dijeron “queda usted detenido por manejar en estado de ebriedad”

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Polémico, Campoy quedó de investigar.

Un agente de tránsito en su motocicleta acudió al módulo del alcoholímetro a reportar que en calle Genaro Padilla, había un automovilista ebrio dormido al interior de su camioneta.

Se dio la orden de trasladarlo hasta el módulo, instalado en la plaza de la delegación de El Pitillal.

En minutos fue presentado quien dijo llamarse, Edgar Bérnes Carrizales, en evidente estado etílico, quien aceptó haberse tomado 10 cervezas.

Sin embargo, al leerle su situación, se le dijo por parte de uno de los agentes, “queda usted detenido por manejar en estado de ebriedad”.

Lo polémico del caso, es que el reporte era que estaba dormido al interior y posteriormente lo retienen aduciendo que estaba manejando.

Así lo manejaron personas ajenas al programa, que buscaron a este periodista para dar cuenta de este detalle.

Posteriormente, esta situación fue expuesta al titular del área de tránsito municipal, Jesús Rodríguez Campoy, quien prometió investigar el caso.

De entrada aclaró que no podría dar una respuesta contundente de este caso, pues no tenía los elementos suficientes para actuar.

“A lo mejor se hizo el dormido sabiendo que estaba cerca el operativo de alcohol celebrado este pasado día último del mes de enero”.

O a lo mejor, “si estando ebrio sintió que ya no podía manejar y decidió dormir para no ocasionar algún accidente”.

Dependerá de las circunstancias.

Dijo que en este caso y en general el protocolo establece como primer punto y medida, es investigar el por qué las personas se encuentran dormidas dentro de sus autos.

Puntualiza que no solamente en caso de embriaguez, sino que se como corporación, se han encontrado con personas y turistas enfermos quienes demandan asistencia médica, la cual se les proporciona.

Si una persona declara estar ebria dentro del vehículo y no desea manejar, se le ayuda a conseguir una unidad para su traslado, “nos hemos encontrado con esas experiencias también”.

Y de otros casos, donde evidentemente automovilistas presas del alcohol, literalmente se quedan dormidos sin poder continuar, si se hacen los dormidos, “evidentemente se procede, depende de la circunstancia.

Expuesto el punto del conductor que quedó dormido y el reporte del agente de tránsito fue que debían ir por él, Campoy quedó de investigar, pues con el antecedente de que al final de cuentas le dijeron al infractor estaba manejando en estado de ebriedad.

Caso polémico donde se cuestiona hasta donde hay injerencia de los agentes para intervenir en una situación como esta.