Descubren Ciudad Xiutla en Valle de Banderas

* El hallazgo fue localizado en predio de don Adrián Guerra, entre las colindancias de Valle de Banderas y san Juan de Abajo al pie de la Sierra del Vallejo.

Por Paty Aguilar

Con el fin de limpiar de piedra el terreno agreste del rancho Pozos de las Higueras, para sembrar guinea para su ganado, don Adrián Guerra, propietario de dicho rancho, solicitó al INAH, revisará la zona, es por ello que el arqueólogo, José Beltrán, luego de explorar el lugar, descubrió vestigios prehispánicos que corresponden a la antigua ciudad de los Xiutla en un área de aproximadamente 20 hectáreas.

Este 28 de junio 2010, durante un recorrido que el arqueólogo hizo por la zona acompañado por don Adrián Guerra y el historiador y escritor, Eduardo Gómez Encarnación, informó que en dicho predio luego de estudiarlo y analizar tres montículos de tierra con una altura entre 10 y 15 metros y sus alrededores, señaló que había encontrado vestigios de lo que pudiera ser  una gran ciudad prehispánica, antigua capital de Valle de Banderas que antes se denominaba Xiutla, tribu que llegó al parecer de Mexcaltitlán según narran algunos historiadores de esta región, misma que también se asentó en las comunidades antiguas del municipio nayarita Bahía de Banderas conocidas como Tintoc, Pontoque y Tondoroque, este último nombre todavía existe, así se llama una comunidad aledaña a la carretera 200 muy cerca de Mezcales y Nuevo Vallarta.

Explicó el arqueólogo, que esta zona está ubicada al pie de lo arqueológicamente se conoce el cerro de las plumas y más abajo el valle de las plumas donde se asentó Xiutla,  por lo tanto, dijo, “esta es su capital, porque estas estructuras son muy grandes, más grandes que las de San José y las de San Juan y aquellas si son pirámides, esta es una estructura larga y están orientadas exactamente de norte a sur. Son basamentos arquitectónicos, arriba tenían sus templos y sus palacios de los gobernadores de sus antepasados construidas con grandes trojes arriba que eran de madera, de bajareque con su cal, sus buenos acabados y sus techos de palapa”.

Al subir a uno de los tres montículos perfectamente alineados uno tras otro con vista hacia la sierra de Puerto Vallarta y el mar, preguntamos qué habría al pie de los montículos que se extienden como un valle agreste con mucha piedra de aproximadamente 10 hectáreas hacia el mar y como dos a cada lado, explicó que se trataba de grandes plazas donde se juntaba el pueblo antiguo en fechas festivas, de eso, dijo, solo quedan evidencias como algunos callejones, pero se trata de un pueblo muy grande que se asentó a un lado del arroyo Piedras Azules, pero la ciudad se extiende mucho más arriba, aseguró el arqueólogo.

Por su parte, don Adrián Guerra calculó que la extensión de tierra de la que hablaba el arqueólogo, José Beltrán, era de aproximadamente 20 hectáreas. Por tal motivo, don Adrián consideró que dicho hallazgo debía conservarse, rescatarse y en un momento dado promover en el lugar el turismo ecológico recreativo y cultural prehispánico, con paseos arqueológicos.

Cabe mencionar, finalmente que más delante de esta zona, visitamos el lugar donde se encuentran las Piedras Azules labradas que fueron encontradas por arqueólogos del INAH durante la administración del primer presidente municipal de Bahía de Banderas, Crecenciano Flores aproximadamente en 1989, motivo por el cual, dicha área fue registrada ante el INAH como zona arqueológica Piedras Azules, misma que se ubica dentro del rancho Santa Lucía, propiedad también de don Adrián Guerra.