Novicias rebeldes: una orden de monjas se enfrenta al Vaticano y amenaza con renunciar a sus votos

*Las religiosas quieren seguir "en comunicación" con la Iglesia, pero no están dispuestas a "obedecer las órdenes" que les han impartido...

actualidad.rt.com

El Vaticano se encuentra en un inusual aprieto luego de que casi todas las integrantes de una pequeña orden religiosa en Francia amenazaran con renunciar a sus votos como muestra de desacuerdo con la Santa Sede, que anunció su deseo de destituir a su madre superiora.

El enfrentamiento entre el grupo de 39 monjas —que tienen entre 60 y 70 años— y la jerarquía del Vaticano se estuvo gestando durante años, pero estalló en 2017 cuando las autoridades eclesiásticas ordenaron retirar de su cargo a María de Saint Michel. En opinión del Vaticano, las religiosas viven “bajo el control” de una superiora “autoritaria” y sienten “un grave conflicto de lealtad” hacia ella, recoge un resumen de la investigación proporcionado esta semana a AP.

Las religiosas argumentan que los comisionados de la Iglesia católica enviados para reemplazar a Saint Michel —también sobrina del fundador de la orden— no comprenden su forma de vida ni su espiritualidad. Por su parte el Vaticano insiste en que encontró autoritarismo excesivo y problemas de gestión en la orden; añade que dos años depués de que la madre superiora entrara a ocupar su cargo, en el año 2000, seis monjas abandonaron la congregación

El director de asuntos religiosos del Vaticano, el cardenal João Braz di Aviz, instó en julio a las hermanas a comportarse de manera “religiosa y responsable”. Nombró una comisión para ejecutar la orden, pero las novicias se negaron a aceptarla y mantuvieron a Saint Michel en su cargo.

En noviembre, 34 de las monjas emitieron un comunicado manifestando que no tenían más remedio que abandonar sus votos religiosos y que no se trataba de un sacrificio hecho “a la ligera”. Según ellas, quieren seguir “en comunicación” con la Iglesia, pero no están dispuestas a “obedecer las órdenes”.

Su situación ha ganado simpatía y un grupo de apoyo francés asegura haber obtenido más de 3.900 firmas en una petición en línea para exigir la restitución de la superiora.