Ocho Policías Declaran Ante el MP por Balacera

* MP espera resultado de peritajes para saber si elementos del Sector Naval dispararon o no * Ya se confirmó que el joven no disparó arma alguna, mientras tanto su pronóstico de salud es reservado.

Ocho agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, declararon esta noche de miércoles 31 de marzo del 2010, ante el Agente del Ministerio Público de Asuntos Especiales, luego de que llevan a cabo las investigaciones en torno a los hechos ocurrieron durante la madrugada del mismo día, frente al Sector Naval.

De momento solo tienen retenidos a dos, quienes fueron sometidos a las pruebas periciales necesarias, a fin de aclarar los hechos.

La retención obedece a que el fiscal hasta la media noche, no había encontrado elementos suficientes como para creer que el joven Jorge Arturo Ruvalcaba Sandoval, andaba armado, esto luego de que la prueba de absorción atómica, que es la que revela si una persona disparó o no arma alguna, dio negativo en sus dos manos.

Asimismo, tampoco fue encontrada arma alguna, ni evidencia que sustente el dicho de que iban más personas en la camioneta Lincoln, sin embargo, al acudir a realizar las inspecciones en las patrullas que participaron en los hechos, encontraron casquillos percutidos recientemente, evidencia que hace suponer que los agentes sí dispararon, según la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Es por ello que hasta anoche, declaraban, pero ahora en calidad de presentados, ocho agentes de la Policía Municipal, sin que su director, el licenciado Jorge García Rojas, les mandara al departamento jurídico para que los asesorara respecto a los derechos que tienen, es decir, los dejó solos pues, al menos al momento que estaban declarando ante el agente del Ministerio Público, hecho que no fue bien visto por el demás personal.

Por el momento, hoy en la madrugada existía la posibilidad de que los dos agentes fueran puestos a disposición de un juez, por el exceso de uso de la fuerza pública.

Cabe hacer mención, que las autoridades de cualquier manera siguen investigando, toda vez que existe la versión de que el muchacho fue visto con dos personas a bordo de la camioneta en las afueras del Señor Frogs, aunque se ignora de momento si estos también iban cuando se inició la persecución.

Mientras tanto en el Hospital San Javier, Jorge Arturo Ruvalcaba Sandoval, era reportado sumamente grave, pues la bala atravesó su cuerpo, afectando uno de los pulmones.

La identidad de los agentes, de momento está reservada, luego de que aun no está confirmado que queden en calidad de detenidos, aparte de que esperaban resultados de las investigaciones y peritajes, para saber si personal del Sector Naval también accionó sus armas contra el joven o no.

VERSIÓN OFICIAL DE LA POLICÍA MUNICIPAL RESPECTO A LOS HECHOS

Siendo aproximadamente las 04:00 horas, vía radio Base CARE informó que a la altura de Isla Iguana en Marina Vallarta, se encontraba dando a la fuga un vehículo Lincoln, color perla, con las placas de circulación JFD-4274 del estado de Jalisco, el cual seguía una unidad de Tránsito Municipal, por lo que los elementos Operativos se aproximaron para interceptarlo, debido a que se informó que el vehículo que seguían había ocasionado daños a la unidad PT-52 y había embestido a la motocicleta de Tránsito PT-55.

Se procedió a prestar el apoyo y se comenzó a implementar un dispositivo para cercar las principales avenidas, al mando del supervisor general Jaime Torres Cedano y participado varias unidades, percatándose que el vehículo brincaba los camellones para circular a exceso de velocidad, por lo que se le cerró el paso en el punto de “La Gaviota” para tratar de asegurarlo.

Al ver las patrullas, inmediatamente su conductor dio vuelta en U y se regresó al Puerto, por lo que se le bloqueó a la altura del Aeropuerto y se brincó el camellón circulando por la misma avenida Francisco Medina Ascencio, pero en sentido contrario.

Pasó por abajo del puente, e ingresó al área de estacionamiento del Aeropuerto y se siguió dando a la fuga en sentido contrario hasta salir por Plaza Marina, dándose a la fuga a toda velocidad por el carril de baja, pasándose los altos en rojo y no atendiendo el llamado de que hiciera alto.

A la altura del Collage, se subió al carril central de alta velocidad, y en el lado derecho, al vehículo se le marcó el alto por parte de la unidad PV-76 la cual estaba al mando de los agentes Salvador Cárdenas y Héctor Alejandro Morfín Chávez, con la finalidad de que se detuvieran y a pesar que el oficial le marcaba y ordenó que hiciera alto para que apagara su vehículo, este embistió a toda velocidad la unidad PV-76.

En ese momento descendieron dos personas del vehículo, donde una de ellas apuntó con un arma de fuego a los oficiales y comenzó a disparar a la Unidad PV-120 al mando de los oficiales Miguel Ángel Villaseñor Barragán y Manuel González Pino, donde hicieron blanco en el parabrisas 5 impactos, por lo que se repelió la agresión de las personas que agredían con el arma.

Inmediatamente después, el vehículo nuevamente se comenzó a dar a la fuga hacia el sur por el carril central, observando que los dos sujetos corrían con rumbo al estero El Salado.

Allí ordenó el supervisor que la avenida se cerrara por el carril central, por lo que siguieron al vehículo que circulaba a exceso de velocidad , y antes de llegar al filtro de seguridad, brincó el camellón a gran velocidad, descontrolándose para impactarse a la barda de la 8ª Zona Naval Militar y de donde una persona de sexo masculino, al parecer ebria, trataba de salir del vehículo por el lado del chofer, por lo que se le ordenó que descendiera, pero este en una actitud no cooperativa, intentaba sacar algo del vehículo, por lo que se le volvió a ordenar, que cooperara y descendiera del vehículo a lo que hizo omiso y sacó algo que parecía ser un arma de fuego.

Al ver esta acción los elementos hicieron un disparo de reacción inmediata y siguió dándose a la fuga pie a tierra por lo que se le siguió, y se metió a un acceso controlado con malla ciclónica o reja y fue asegurado. Allí se percataron que la persona presentaba una lesión en el pecho, por lo que se pidió de inmediato una ambulancia, arribando la AM-04, al mando de Edgar Ruvalcaba Cruz, quien trasladó a la persona lesionada al Hospital Regional y poco más tarde al Hospital San Javier Marina.

Se menciona que cuando las personas descendieron del vehículo e hicieron los disparos a los oficiales, con una esquirla de rebote le pegaron al oficial Alfonso Benavides Alcantar, a la altura del cuello en el lado derecho, por lo que fue trasladado a Servicios Médicos Municipales para su atención médica y valorización.

Asimismo, las personas que se dieron a la fuga hacia el estero del Salado, no se lograron localizar a pesar del operativo implementado para su localización. Al poco rato se presentó el agente del Ministerio Público de guardia, Marcelino Mejía Ortiz y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, a cargo del doctor Francisco Javier Villagómez, quienes iniciaron la indagatoria correspondiente, para deslindar responsabilidades.