Saqueo en Zona Arqueológica Piedras Azules en Bahía

* Mediante un escrito dirigido a la SEMARNAT, PROFEPA, SEMANAY, INAH y DUyE. De última hora el regidor, respondiendo a su queja, recibió una llamada telefónica del Secretario del Medio Ambiente, Luis Carlos Tapia, quien ofreció investigar de inmediato

Por Paty Aguilar

Extracción de miles de toneladas de piedra de predios de San Juan de Abajo fue denunciado a las autoridades correspondientes por parte del regidor de esta demarcación, Ismael Duñalds, quien luego de llevar a cabo una investigación al respecto, a través de un GPS, se ubicaron los predios en el perímetro de la zona arqueológica conocida como Piedras Azules, donde además las tierras tienen vocación forestal.

En sus escritos, dirigidos de manera particular a David Rivera Bernal, delegado estatal de la SEMARNAT, a Luis Carlos Tapia Pérez, Secretario del Medio Ambiente de Nayarit, Héctor Crisóforo Cruz Guadarrama, encargado de despacho de Desarrollo Urbano y Ecología de Bahía de Banderas, Armando Zepeda Carrillo, delegado estatal de la PROFEPA, Javier Vázquez Paniagua, Procurador del Medio Ambiente de Nayarit y Armando Santa Cruz Ruíz, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia de Nayarit, el regidor indica que para llegar a dicho predio se debe tomar el camino paralelo al canal conocido como “de bombeo” de Valle de Banderas al Colomo o en Internet en  Google Earth en las siguientes coordenadas: N20°50.922, O 105°11.753

El regidor Ismael Duñalds, en el escrito dirigido al Director General del INAH, agrega  que el paraje Piedras Azules, en las inmediaciones de San Juan de Abajo, Nayarit, es uno de lugares habitados al momento de la llegada de los Españoles, habiéndose llevado a cabo trabajos de localización y censo por parte del instituto de Antropología e Historia, quien encomendó los trabajos a la Arqueóloga Gabriela Zepeda García Moreno, quien realizó los trabajos del año 1990 al 1993, durante el Primer Ayuntamiento de Bahía de Banderas, Nayarit, que presidió el licenciado Cresenciano Flores, destacando en particular los petroglifos que en el sitio se descubrieron y que tal parece fueron extraídos ilegalmente del lugar.

De última hora ayer mismo por la tarde, el regidor, luego de entregar por la mañana los escritos, recibió una llamada telefónica del Secretario del Medio Ambiente, Luis Carlos Tapia, quien ofreció investigar de inmediato los hechos.

Cabe resaltar que hicimos un recorrido por este camino hasta llegar al lugar de los hechos donde en efecto, encontramos camiones de carga tipo plataforma cargados de enromes piedras, asimismo, pudimos ver a un costado del una parcela donde dos máquinas estaban sacando piedras como si fueran jícamas, sin embargo, en el lugar no vimos los grandes camiones, por lo que consideramos que más adelante había más extracción.

Y así fue, seguimos uno de estas unidades y la misma nos llevó hasta el lugar donde sorprendidos observamos que había grandes máquinas retroexcavadoras, volteos y camiones esparcidos en un área de aproximadamente dos o tres hectáreas de tierra revuelta que a la vez otras máquinas la aplanaban luego de extraer de sus entrañas las enormes  piedras.

Según pudimos investigar, dichas piedras se estaban llevando a la Cruz de Huanacaxtle, al parecer a la construcción de otra etapa de la Marina de ese lugar.

A la entrada de este predio no vimos los permisos de las autoridades correspondientes para extraer dicho material pétreo, lo cual debe estar a la vista, según establece la ley en la materia, es por ello, que se generó la inquietud de que dicha extracción se estaba haciendo fuera de la ley sin mediar estudios de impacto ambiental y todos los requisitos administrativos y técnicos ante instancias federales, estatales y municipales que se deben cumplir para tener acceso a este tipo de permisos.

Cabe mencionar, que estos camiones plataforma pasan libremente por las carreteras de este municipio sin que ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno, los detenga e investiguen, se trata pues de negligencia, complicidad  o corrupción por parte de los funcionarios públicos que tienen que ver en el asunto.