Sin Pistas del Asesino

*Aparentemente era una persona tranquila e iba a trabajar hasta la parte alta de Joyas del Pedregal

Autoridades judiciales se encuentran investigando el asesinato a balazos, de un checador de camiones de la unión de permisionarios, ocurrida la madrugada de ayer en la colonia Villa de Guadalupe, en la delegación de El Pitillal, ya que hasta el momento no hay pistas.

Autoridades municipales fueron enteradas de estos hechos y comenzaron con el operativo de búsqueda, pero no lograron encontrar a nadie.

Más tarde se informó que el ahora occiso fue identificado como Rodrigo Rodríguez Dávalos, de 24 años de edad, vecino de la calle Suiza, en el número 313 de la colonia Villa de Guadalupe, de oficio checador de camiones.

Cabe mencionar que el ahora occiso era yerno de la oficial de Tránsito Municipal, Angélica Contreras Llanos, e incluso fue afuera de su casa donde quedó el cuerpo sin vida.

De acuerdo a lo informado en torno a estos hechos, se dijo que fue a eso de las 05:44 horas de ayer, cuando elementos de la Policía Municipal fueron alertados de disparos de arma de fuego, en la calle Suiza e Italia, en la Villa de Guadalupe.

Al lugar acudió personal del grupo Lince, de Seguridad Pública, mismos que al llegar a dicho cruce se dieron cuenta de que no había nada, sin embargo, al circular hacia la calle Revolución, encontraron que entre las calles de Suiza y Francia, afuera de una vecindad con el número 1006, estaba el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, el cual presentaba dos impactos de bala en el cuerpo.

Al confirmar el reporte, varios elementos más acudieron al lugar, iniciándose en esos momentos un operativo de búsqueda por la zona, a fin de ver si alguien había sido testigo de estos hechos.

Al sitio acudió la ambulancia de Bomberos B-37, al mando de José Luis Tello, mismos que al revisar a la persona se percataron que presentaba un impacto en el pecho a la altura de la tetilla izquierda y el segundo en el abdomen, mismo que ya no contaba con signos vitales, por lo que procedieron a dar parte a las autoridades ministeriales.

En el lugar encontraban presentes algunos familiares de la persona fallecida, quienes lo identificaron con el nombre de Rodrigo Rodríguez Dávalos de 25 años de edad,

Los agentes investigaron entre los vecinos para conocer el rumbo que habrían tomado los responsables de la agresión, informado uno de ellos que momentos antes había escuchado dos disparos y luego una persona que gritó, “¡¡suegra!!”, por lo que al asomarse vio correr a una persona.

Los agentes desplegaron un operativo por toda la ciudad, en busca de personas sospechosas, ya fuera en motocicleta o en vehículos, a fin de tratar de localizar a los responsables de la agresión, pero nadie vio nada, por la hora.

Mientras tanto otros agentes comenzaron a revisar el lugar de los hechos, detectando en la escena, dos casquillos percutidos de bala calibre 32, así como un proyectil deformado, el cual estaba cerca del cuerpo.

Al lugar de los hechos se presentó el agente del Ministerio Público de asuntos especiales, licenciado Oswaldo Delgadillo Villanueva, quien solicitó la presencia de personal de Servicios Periciales, llegando la licenciada Carmen Ramírez Cano del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), quienes fijaron en el sitio los dos cascajos de bala calibre 32 así como una ojiva.

También se localizo una bolsa negra de piel con documentos propios del trabajo de la persona fallecida, así como un reloj checador.

En el lugar estaba la esposa del occiso, Cinthia Karina García Contreras, quien informó que su esposo había salido a trabajar, que iba hasta la terminal de camiones que está arriba de Joyas del Pedregal, ya que checaba la ruta Joyas-Ixtapa.

Dijo desconocer por que la agresión contra su esposo, ya que nunca le comentó que tuviera problemas con alguien o por algo, que era tranquilo y no tenía problemas con nadie.

Asimismo, se informó que anteriormente Rodrigo era Supervisor de camiones, pero fue bajado a checador y desde entonces estaba checando esa ruta; sus compañeros no le conocieron problemas con nadie, pues aseguran que ni se llevaba con ellos, por lo tanto no existe línea de investigación en torno a este crimen.

El cuerpo fue levantado y llevado a los descansos del Semefo, en donde le sería practicada la necropsia de ley.