Taxistas Irresponsables, Groseros e Irrespetuosos

* Son varias las quejas ciudadanas orientadas en criticar la actuación y pésimo servicio de muchos de los taxistas que aquí circulan, algunos de ellos irresponsables, groseros e irrespetuosos.

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Irresponsables, groseros e irrespetuosos.

Así califican usuarios a taxistas.

Son varias las quejas de diversos ciudadanos orientadas en criticar la actuación y pésimo servicio de muchos de los taxistas que circulan en el municipio de Puerto Vallarta, algunos de ellos sin el oficio de prestar servicio a la gente local y viajeros nacionales como internacionales.

Además de que este sector en la prestación de servicio de pasaje a los turistas y residentes locales tampoco se ha modernizado como el fallido plan estatal con los camiones urbanos, las quejas van en aumento.

Las razones son variadas, desde incrementos injustificados al pasaje, el desconocimiento de los choferes respecto a la zona de Puerto Vallarta, hasta la presentación personal de los conductores y su trato hacia el usuario, así como en el manejo de las unidades.

En este último rubro, algunas personas han expresado públicamente su rechazo hacia algunos choferes de taxis. Para los automovilistas particulares, es un verdadero peligro encontrarse con taxistas que reúnen las características antes descritas.

Una conductora de una unidad particular, envió fotografías y un texto a manera de queja en contra de un taxista que circula con la placa número 3650GMH, quien se portó de manera grosera e intimidatoria.

Esta persona relató que sobre avenida México, estacionada en un local comercial comenzó a recibir todo tipo de insultos y amedrentamiento de parte del conductor de un taxi, la hostigó en todo momento con el claxon y aventando el auto a su propia unidad.

El chofer esperó a que esta mujer, quien viajaba sola en su camioneta, se subiera a la unidad para comenzar a perseguirla obligándola a acelerar sin necesidad alguna.

“Yo me vi en la necesidad de comenzar a tomar fotografías del chofer quien lanzaba groserías al aire, iba muy violento, sin necesidad alguna”.

“Al darse cuenta que le estaba tomando fotografías, él también comenzó a tomar fotografías de mi persona y mi camioneta de una manera muy agresiva”.

Afortunadamente el chofer no pasó a más acciones violentas, lo que si, dijo, la afectada “el chofer estaba fuera de sí, sin razón alguna, no se justifica una actitud de esta naturaleza”.
Destacó que el chofer del taxi es de tez blanca, mayor de edad (aproximadamente 55 años de edad”, alto y expresivo.

Hizo un llamado para que las autoridades correspondientes, principalmente de los sindicatos tomen cartas en el asunto respecto de sus agremiados.